Disfrutar de un baño relajante en la piscina es uno de esos placeres irresistibles que tanto nos gustan. El contacto del agua con nuestro cuerpo, el frescor que produce y las risas son sinónimos de una buena zambullida. Y es que somos seres de agua. Por eso, cuando instalas una tu cubierta de piscina para poder disfrutar del baño durante todo el año miras siempre de reojo a esos rayos del sol que caen al cielo.

Pero ¿qué nos dices de los beneficios de un baño en la piscina? Y no nos referimos a los placenteros previamente descritos, sino a lo que se produce en tu cuerpo, en tu organismo. ¿Te gustaría saber cuáles son? ¡Sigue leyendo que te contamos cinco beneficios de un baño en la piscina!

Combate el estrés

Fácil, ¿verdad? Un baño supone una actividad relajada y distendida, ideal para desconectar del ajetreo diario. Al liberar endorfinas relajamos los músculos y disminuimos la ansiedad, controlando mejor nuestro estado de ánimo hasta llegar al preciado bienestar. Un efecto antiestrés al que es difícil decir que no. ¡Cómo apetece ahora meterse unos minutos para relajarse!

Hidratación de la piel

Probablemente uno de los beneficios más extendidos. El agua, sobre todo si está tibia, es ideal para aquellas personas que tienen una piel seca y algo escamosa, ya que es perfecta para desintoxicarla. Al activar también la circulación ayuda a mejorar el color y tono de la piel, con una apariencia más natural y saludable.

¡Despierta tu organismo!

Al sumergirnos en el agua nuestro cuerpo entra en contacto con otra temperatura totalmente distinta, ya sea más caliente o fría. Los músculos se ponen en tensión y el organismo intenta adaptarse a las nuevas condiciones climáticas. O lo que es lo mismo: ¡produciendo un efecto similar al despertarnos!

Tonificamos los músculos al hacer ejercicio

Hacer deporte en el agua es una manera ideal de activar todo tu cuerpo. Al ser el agua doce veces más resistente del aire te exige un concentrado esfuerzo ideal para fortalecer tus músculos y activar las articulaciones. Además, debido a su flotabilidad los ejercicios que realices serán de bajo impacto, facilitando todos tus movimientos.

Para ello, no es necesario que pienses en hacer multitud de largos que pueden cansarte más mentalmente que físicamente. Puedes hacer movimientos bajo la dinámica de aguagym, que tienen un efecto más terapéutico, estilizan más nuestra figura y mejoran la condición cardiorrespiratoria. ¡Todo son ventajas!

Mejora nuestro cerebro

Quizás sea el beneficio menos extendido ¡pero lo hace! Con la natación aumentamos el flujo sanguíneo – se estima en algunas investigaciones que puede llegar a aumentar hasta un 14% – lo que ayuda a mejorar nuestra memoria y claridad mental. ¿Nunca te ha pasado que después de un baño relajante los problemas los ves de otra manera? ¡Aquí tienes la solución!

beneficios-bano-piscina-detalle

Y estos son los cinco beneficios de un baño en la piscina que te proponemos. Así que, ya lo sabes, ponte el bañador o el bikini, abre tu cubierta de piscina para disfrutar del baño durante todo el año, y prepárate para disfrutar y absorber sus ventajas. Te lo has ganado.