Inicio | Cubiertas | Información de interés

Te puede interesar

¿Tienes dudas sobre cómo puedes cubrir una piscina? ¿Quieres encontrar respuestas en relación a techos o las cúpulas para piscinas de Cupoola? Aquí dispones de información muy completa.

¿Qué consideración inicial debo tomar para elegir el tipo de cúpula de piscina?

Para cubrir una piscina, se debe tener claro cuál es el uso que se pretende dar a dicha cubierta, y en función de ese uso, escogeremos una cubierta u otra.

1.     ¿Queremos una cúpula de protección para niños y animales que impida accidentes cuando no estemos utilizando la piscina?
En este caso elegiremos una cúpula de piscina baja o semialta, telescópica para un fácil acceso al interior. Nos aseguraremos de tener puerta de acceso en el módulo mayor para poder acceder al interior sin necesidad de abrir la cubierta.

2.     ¿Queremos una cubierta para proteger el agua de la suciedad?
Escogeremos una cubierta de piscina baja, tipo concha o telescópica.

3.     ¿Queremos aprovechar la cubierta para bañarnos en el interior alargando la temporada de baño?
Elegiremos entones cúpulas para piscinas altas, podemos optar por una cubierta bien telescópica o bien de estructura fija con paneles elevables o con puerta corredera curvada.

4.     ¿Hay bastante espacio alrededor de mi piscina?
Si es así se puede estudiar una prolongación de raíles para quitar totalmente la cubierta de encima de la piscina.

Estado del suelo.

En Cupoola nos adaptamos a la obra existente, pero hay que tener siempre en cuenta cual es el estado del solado que hará de base para el soporte de las cúpulas para piscinas. Si el solado alrededor de la piscina es de hormigón impreso o es de base de hormigón armado con mallazo y con suelo sobre él, será normalmente suficiente y no habrá que hacer ninguna obra para fijar la cubierta. Si tenemos tierra o césped, sí que habrá que hacer una base de hormigón para que la cubierta quede sustentada y firme ante fuertes vientos y otras inclemencias meteorológicas.

¿Es necesario que el suelo esté a nivel?

No es necesario, pero si vamos a instalar una cubierta telescópica será lo más adecuado. Los raíles por los que discurre la cubierta se calzarán para que estén perfectamente rectos. Con respecto a las pendientes, interesa siempre que si hay sean hacia fuera (como si la piscina fuera el cráter de un volcán), para que el agua de lluvia que caiga al suelo de la cubierta no se introduzca dentro del recinto por las juntas de goma del suelo o por la parte inferior de los raíles.

Personas con movilidad reducida.

La cúpula de piscina se diseñará para evitar toda barrera arquitectónica que impida el acceso al interior de aquellas personas con movilidad reducida.

Niños.

Las cúpulas para piscinas de Cupoola están diseñadas bajo la norma francesa NFP 90-309, que es la única norma de obligado cumplimiento en Europa con respecto a las cubiertas de piscina frente a la seguridad de los niños. Esto implica que las cubiertas sean totalmente seguras para evitar el acceso de niños al interior, sin el permiso de los adultos.

Climas muy fríos o muy cálidos.

Dependiendo de donde esté situada la cúpula de piscina, quizá interese más un modelo u otro (frente al aprovechamiento energético de la cubierta). Lógicamente tú debes elegir la cúpula de piscina que mejor se adapta a tus necesidades y a tu situación geográfica.

Materiales.

Las cúpulas para piscinas están fabricadas con duraluminio (6063 y 6005) lacado al horno, acero inoxidable y policarbonato. Junto con la cubierta se entregará una carta de garantía específica para cada material, así como un manual de mantenimiento para cada modelo de cubierta.

Limpieza de la cubierta para piscinas.

La limpieza de las cúpulas de piscina se hará con agua (nunca se hará con agua a presión, salvo raíles o centros de paños de plástico, pero no se puede aplicar a la junta entre aluminio y policarbonato). Al agua se puede añadir jabón neutro (gel de ducha) para limpiar más profundamente aluminio y plástico en casos de mucha suciedad. Mucha atención a frotar los plásticos con elementos abrasivos. En casos de suciedad extrema, el policarbonato se podrá limpiar con alcohol isopropílico diluido al 50%.

¿Por qué no utilizamos metacrilato?

Porque presenta mayor índice de rotura de paños por impacto, porque su alto grado de absorción de humedad hace que los paños se deformen hacia el interior y porque produce mucho humo y arde chorreando, lo que en caso de incendio supone un grave peligro.

¿Por qué no utilizamos san?

Porque su resistencia al impacto es aún más baja que la del metacrilato, porque su clasificación al fuego E (M4) es la peor y porque en climas cálidos, como el español, es prácticamente inutilizable por su gran deformación.