Cuando llegan los primeros días de calor del año, la subida de la temperatura en primavera o el inicio del verano, un pensamiento recurrente recorre nuestra cabeza: ojalá disponer de una piscina en mi casa. Se trata de cubrir una necesidad primaria: hace calor y necesitamos refrescarnos. Y no hay mejor manera que lanzarnos a la piscina y darnos un buen baño.

Un sueño factible y que puedes hacer real. Sin embargo, en ocasiones te asaltan las dudas antes de comprarte una piscina: si le sacarás partido, si encajará en el jardín, si su mantenimiento es demasiado costoso, etc. Por ello, desde el blog de cubiertas planas para piscinas de Cupoola, queremos ayudarte mostrándote los beneficios y ventajas de disponer de una en tu casa. ¿Te interesa?

Mayor valor añadido a tu casa y mejor jardín

Una piscina hace más bonito cualquier jardín, el que sea. Es un hecho innegable. Se suele decir sin rubor que un jardín no está completo sin una piscina, y tienen razón. Además, si en el futuro piensas en vender tu inmueble, piensa que al disponer de una piscina hace que este se revalorice, con un retorno de la inversión sobre el 50%. Una ventaja económica que para nada es baladí.

¿Y qué hacemos con el espacio que ocupa? Muy sencillo. Puedes utilizar una cubierta plana para piscina ya que su diseño te permite ganar espacio al jardín debido a su cerramiento. O lo que es lo mismo: puedes cerrarla y caminar o saltar sobre ella.  De esta forma, tienes la posibilidad de utilizar la superficie del jardín como si fuera una terraza en los meses más fríos del año, ganando espacio. Una forma elegante, discreta y que combina a la perfección con tu jardín.

Fortalece las relaciones sociales

Tendrás la excusa perfecta para organizar un piscolabis con tus amigos. Una piscina tiene el suficiente magnetismo para convertir tu espacio en un centro de reuniones y celebraciones. ¿Quién diría que no a pasar una calurosa tarde de verano en una piscina? Nadie en su sano juicio.

Y cuando caiga la noche, con una cubierta plana para piscina puedes organizar la cena mientras disfrutáis de la luna veraniega. Pocos placeres mejores que pasar una velada de risas entre amigos y familiares.

A los más pequeños les encanta

Si a los mayores nos encanta tirarnos al agua, a los más pequeños les divierte todavía más. Chapotear, nadar o jugar a la pelota son algunas de las actividades que pueden hacer en ella. Lo pasarán en grande y más acompañados por sus padres. Una ventaja que siempre debes considerar.

beneficios-tener-una-piscina

Privacidad, sin horarios y sin desplazamiento

Cuando tienes una piscina en tu casa la puedes disfrutar cuando quieras, los 365 días del año y las 24 horas del día. Tú marcas el tiempo, la privacidad, la compañía, lo decides todo. Puedes levantarte temprano con el alba y disfrutar de un baño refrescante, o refúgiate en la magia de la lectura y darte de vez en cuando un remojón. Sin aglomeraciones, sin agobios, sin chillidos ajenos. Sólo tú y los tuyos en tu piscina.

Práctica deporte

Puedes realizar multitud de ejercicios en ella. Natación, aquafitness, voleibol o salto con trampolín. Una piscina es para relajarse, pero también es un buen motivo para moverte y quemar calorías. Todo ellos sin moverte de tu casa y sin pagar la cuota de un centro deportivo.

Estos son algunos de los beneficios y ventajas de tener una piscina en tu casa. Tú decides con cual te quedas. Y si necesitas una buena cubierta plana para piscina aquí estamos para ayudarte.