Cómo disfrutar de la piscina con tu mascota

31 de marzo de 2020

Muchos de los amantes de las piscinas también tenéis mascotas domésticas como perros y gatos. Y seguro que cuando el calor arrecia y os apetece meteros en vuestra piscina, también habéis tenido la necesidad o tentación de tomar un baño refrescante con vuestra mascota.

Pero ¿es seguro el baño para ellos? ¿Corren algún peligro? Por ese motivo, desde el blog de cubiertas de piscina de Cupoola by Vegametal queremos ayudarte con las siguientes indicaciones.

Peligros de sumergir a las mascotas a la piscina

Sí, por desgracia, existen una serie de riesgos y peligros en caso de que el perro se meta en el agua. Hay que tener en cuenta que para mantener el agua de la piscina de manera correcta se utilizan diversos productos químicos que no son saludables para los perros. El uso de estos puede provocar intoxicaciones como lesiones en la piel, en las vías respiratorias, conjuntivitis o incluso hasta náuseas o vómitos. Importante: no debe beber agua.

Recomendaciones y precauciones

No obstante, esto no significa que los perros y otras mascotas no puedan disfrutar de un ligero baño relajante en la piscina, sino que deben hacerlo bajo las siguientes condiciones:

Siempre acompañado

La vigilancia activa es siempre el mejor remedio de precaución. Ya sea su dueño o algún adulto deberá sujetar al perro o mascota para que pueda intervenir si la situación lo requiere. Los animales pueden llegar a agotarse con mayor facilidad que las personas y, por lo tanto, empezar a hundirse.

¡Nunca lo obligues!

Parece una idea esencial pero no es tan recurrente. Si tu mascota tiene miedo al agua y no se siente segura, no la obligues, ya que su baño no puede ser un capricho de sus dueños. De todas formas, aunque el animal se desenvuelva con soltura bajo el agua, hay que procurar no lanzadlo a la piscina de un salto ya que podríamos producirle un shock traumático. Para ello, utiliza las escaleras o la rampa interior, de modo que él mismo conozca el camino de entrada y de salida.

Una ducha al finalizar

Absolutamente fundamental. Esta parte del cuerpo es propicia para que aparezcan hongos o cualquier otro tipo de infección. Se debe retirar todos los restos de cloro con suficiente agua limpia y champú para evitar que en cualquier momento el animal pueda lamer su pelaje. Además, se debe tener especial precaución con las orejas, en especial si es un perro de raza grande.

¡Enseñalos a nadar!

No hay nada más seguro que nuestras mascotas sepan nadar, si bien no es una tarea sencilla de conseguir. Hay que ir con cuidado, paso a paso, para que se vayan acostumbrado, ya que su instinto de supervivencia hará el resto, pero mejor hacerlo de manera escalonada. Por ejemplo, realiza juegos en el agua para que el contacto con la piscina sea lo más natural y lúdico posible, para así, cuando ya esté aclimatado no tenga miedo de disfrutar del baño contigo.

Gana seguridad con una cubierta para piscina

No existe mayor dispositivo de seguridad para conseguir que tu mascota no se ahogue en la piscina ni caiga en ella de manera inesperada. Una cubierta de piscina funciona como escudo, además de permitirte disfrutar del baño durante todo el año. Debido a sus estructuras arquitectónicas tu mascota no podrá entrar en el agua sin tu vigilancia, ganando en seguridad y tranquilidad.

Ahora que ya sabes cómo disfrutar de la piscina con tu mascota llega el momento que tanto estabas esperando, el poder disfrutar de un baño relajante con tu querido amigo. ¡A disfrutarlo!

Las cubiertas altas de piscinas de Cupoola tienen un diseño funcional y práctico, garantizando siempre la máxima seguridad y ahorro. Llámanos y solicita precios de cubiertas para piscinas.

Cada una de nuestras cubiertas han sido diseñados minuciosamente para garantizar la más altas cotas de calidad, funcionalidad y una elegancia que marca la diferencia.

Conoce nuestra colección de cubiertas de piscina altas telescópicas, móviles y fijas y elige la que más te guste.

Entradas relacionadas
¿Te llamamos?
Indícanos tu número de teléfono y a qué hora prefieres que te llamemos.