Cubiertas para piscinas, ¿altas o bajas?

29 de septiembre de 2021

Las cubiertas para piscinas tienen que escogerse con conocimiento de las necesidades que se tienen. Pero es difícil saber qué tipo de cubierta para piscina elegir si no se ha tenido una anteriormente. Por eso, en este artículo repasaremos las ventajas y desventajas de los diferentes estilos disponibles en el mercado. Para ello, tendremos en cuenta los sistemas más novedosos que hay a la venta en la actualidad.

Cubiertas para piscinas: características principales

Una cubierta para piscina puede encajar de diferentes formas con una instalación. En Cupoola disponemos de las más avanzadas, ya que integran servicios ampliados. Por eso, nuestros productos son capaces de adaptarse a diferentes necesidades de dimensiones, estilos, etc.

Las principales cúpulas o cubiertas para piscinas con las que trabajamos responden a las siguientes características:

  1. Posibilidad de obtener una cubierta alta para ampliar el espacio y disfrutar de la piscina todo el año.
  2. Instalación de cubiertas bajas para ahorrar en mantenimiento y conservar más la temperatura.
  3. Cubiertas de grandes dimensiones para piscinas públicas o privadas.
  4. Cubiertas planas con motor para taparla todo el año.
  5. Techos telescópicos.

Ventajas y desventajas de las alturas de las cubiertas en piscinas

A la hora de escoger una cubierta para nuestra piscina, hay que tener en cuenta la altura. En una instalación de tamaño mediano, esta puede determinar en gran medida la comodidad de los usuarios dentro de la piscina. La sensación de amplitud de las cubiertas altas es única y, de hecho, son perfectas para utilizar en la temporada invernal, además de evitar el incómodo efecto invernadero.

Por otra parte, este tipo de cubierta no produce claustrofobia y permite jugar a deportes de piscina sin problemas. Es perfecta para lugares geográficos con calor intenso durante una buena parte del año. Además, permiten albergar a muchas personas dentro y caminar sin agacharse a lo largo de toda la zona cubierta de la piscina.

Sin embargo, una cubierta baja es mucho más eficiente energéticamente porque la temperatura deseada se alcanza en menos tiempo. Esto permite que su uso durante los meses de invierno se realice sin problemas. Además, el coste de mantenimiento también es mucho menor. Por último, también cuenta con menor impacto visual en el jardín porque apenas ocupa espacio en altura, no se ve desde fuera y ofrece el servicio al 100 % igualmente. Es una opción menos estética para algunas personas, pero más eco.

A pesar de todo, los materiales son cada vez mejores. Si no se quiere ventilar el espacio, será difícil no notar aire demasiado caliente y cargado en los días de verano con calor intenso, pero con un cuidado mínimo, el bienestar está asegurado. Por eso están pensadas más para ubicaciones con temperaturas moderadas, pero cada vez vemos más en cualquier zona geográfica. Con una buena aireación del lugar y un mantenimiento exhaustivo, pueden ser perfectas también en espacios con alta temperatura en días señalados.

En definitiva, es importante encontrar cubiertas para piscinas que cubran las necesidades. Desde el equipo de Cupoola podemos ayudar a encontrar el producto idóneo para cada cliente. Hay que fijarse en el diseño de la cubierta, pero también en sus propiedades, las garantías de seguridad y las condiciones climáticas obtenidas tras la instalación. Por eso, en nuestra empresa solo trabajamos con instalaciones de las mejores calidades.

Las cubiertas altas de piscinas de Cupoola tienen un diseño funcional y práctico, garantizando siempre la máxima seguridad y ahorro. Llámanos y solicita precios de cubiertas para piscinas.

Cada una de nuestras cubiertas han sido diseñados minuciosamente para garantizar la más altas cotas de calidad, funcionalidad y una elegancia que marca la diferencia.

Conoce nuestra colección de cubiertas de piscina altas telescópicas, móviles y fijas y elige la que más te guste.

Entradas relacionadas
¿Te llamamos?
Indícanos tu número de teléfono y a qué hora prefieres que te llamemos.